18 octubre, 2019

La Transformación Digital en salud ha llegado para quedarse, y esto es un hecho, ya que cada vez son más las organizaciones que tienen la necesidad de incorporar profesionales con perfiles tradicionales pero que además aporten capacidades y conocimientos en tecnologías de la información, sistemas de información, comunicación digital e interpretación de datos.

 

La información es poder, pero ¿de qué sirve esa información si no podemos interpretarla?

La forma de trabajar o tratar los datos por parte de un profesional informático o tecnológico no será la misma que desarrollará un profesional de la salud con conocimientos específicos de IT, ya que este último tiene la capacidad de analizar, investigar e interpretar los datos de una forma más global en el ámbito de la salud.

Por tratarse de un sector en el que interviene un elemento tan sensible como la salud, el sector sanitario tiene ciertas barreras legislativas que no se dan en otros, por ello el desarrollo de nuevas tecnologías, aplicaciones o procedimientos orientados a sanidad serán más factibles cuando estos se desarrollen contando con profesionales sanitarios involucrados en dichos proyectos tecnológicos, pero no como meros asesores, sino como parte esencial de cada proyecto, siendo estos profesionales “sanitecnológicos” los que lideren la creación de nuevos proyectos.

Ante estos retos que plantea la rápida incorporación de la tecnología en diferentes sectores, los planes formativos de las titulaciones universitarias deberían incluir en todos sus programas asignaturas específicas relacionadas con informática, comunicación, big data, robótica, entornos digitales, etc. Incluso desde edades más tempranas en las escuelas (algunas ya han comenzado a hacerlo) deberían impartirse nociones básicas que vayan construyendo y estructurando la mente de los alumnos para adaptarse a los nuevos entornos digitales. Pero de momento, y hasta que las autoridades educativas se decidan, para poder cubrir las carencias tecnológicas de diferentes profesionales, la especialización mediante cursos específicos y masters se propone como la mejor alternativa. Son el nexo de unión entre empresa y empleados/futuros empleados.

Las empresas no podrán abordar y completar una transformación digital en salud con éxito si sus equipos no se adaptan también al cambio. De ahí la necesidad de las compañías en encontrar perfiles muy concretos con conocimientos tecnológicos, manejo de redes sociales (el networking es esencial hoy en día), aplicaciones, software, etc.

Los profesionales que siguen cómodamente anclados a un sistema que se queda obsoleto, no progresarán y no estarán capacitados en el momento que dicho sistema se adapte a medios más modernos, por ello a día de hoy quien se forma fuera de ese sistema puede avanzar más, llegar hasta donde él mismo se proponga y estar preparado para el cambio.

Y tú, ¿te vas a quedar atrás?.

Antonio Regaliza

ANTONIO REGALIZA

Banner Content
Tags: ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment